La moda local está de moda


Aquí estoy, arrancando de nuevo. A veces uno tiene la fuerza y la intención correcta para regresar, pero se ahoga en eventos históricos que son muy difíciles de manejar a distancia. Hace meses, le hice una entrevista a Carolyn Aldana, una mujer encantadora, directora académica en el Instituto de Diseño Centro Gráfico de Tecnología en Venezuela y una firme creyente en la posibilidad de mostrar el lado serio de la moda.

Su Proyecto 365 Venezuela, con el que planteaba el reto de vestirse durante un año sólo con prendas creadas por diseñadores venezolanos, ya cumplió con el 50% de su ambición. Así la he visto desfilar por mi timeline de Facebook luciendo más de 180 outfits diferentes generados gracias al ingenio y las laboriosas manos venezolanas. Lo que parecía increíble es posible, y ahora no dudo ni un minuto en que Carolyn conseguirá sus looks locales perfectos para los próximos 180 días de reto.

Así que, casualmente, este es el momento apropiado para que yo regrese a escribir en mi blog con buenas noticias. El Proyecto 365 de Carolyn es perfecto para mostrar que aún en crisis se pueden lograr acciones que empujen a la comunidad a creer en sí misma, en su propio potencial y en su propio futuro. A continuación les comparto lo que ella, en su momento y con la gentileza que la caracteriza, me comentó:

¿Cuál es el objetivo de Proyecto 365?
Proyecto 365 surge como un emprendimiento social que busca crear un vínculo entre los diseñadores de moda emergentes y el público venezolano. Actualmente vivimos en nuestro país un resurgir de la moda nacional que nace a raíz de los Mercados de Diseño del año 2002, ese fue el inicio de un movimiento que cada día crece más. Basta con mirar la cantidad de jóvenes que han decidido incursionar para estudiar esta carrera. Y así como aumenta la cantidad de egresados, las conocidas tiendas de diseño han proliferado por todo el territorio.
Sin embargo, todavía el consumidor venezolano sigue apegado a todo aquello que lleve un Made in… prefiriéndolo a un Hecho en Venezuela. Éste es un fenómeno verdaderamente atípico. Y se presenta como dos realidades paralelas que en algún momento deben fusionarse; es decir, que los diseñadores tengan un mercado más amplio para la colocación de sus productos y que el consumidor nacional abra los ojos a estas propuestas, allí es donde verdaderamente está el reto de nuestro Proyecto 365: demostrar que te puedes ver totalmente a la moda, actual y según las condiciones climáticas de nuestro país todo un año solo usando diseño venezolano, pues son muchas las marcas y propuestas que existen.

¿Cómo nació Proyecto 365?
Proyecto 365 nace de la idea de hacer que la moda venezolana se ponga de moda, es dar una cara renovada y optimista en un país donde imperan la malas noticias pero donde igualmente una cantidad enorme de personas que luchan y trabajan a diario. Tengo más de dos años envuelta en la investigación sobre la relación entre la moda, el diseño y el consumo nacional, de allí la necesidad de generar espacios alternativos, variados y diversos que brinden opciones, oportunidades a las nuevas generaciones. Somos un equipo de personas que nos unimos a trabajar por la moda nacional, las fotografías están a cargo de Aborigo Estudio Creativo, William Arias, Pedro Marcano y Alfredo Aldana, la producción es de Gabriela Iozzo, el maquillaje y estilismo de Juan Bautista, la difusión de El Closet Criollo y Maracay Extrema. Para desarrollar una iniciativa de este tipo tienes que vincularte y crear algún tipo de red.

¿Qué diseñadores participan?
¡Muchos! Yenny Bastida, gran amiga con una larga trayectoria en la movida de la moda venezolana; Alejandro Dejay, quien participio en Proyect Runway Latin America; diseñadores noveles como Remigio Sánchez, quien ha crecido conjunto con Proyecto 365, de hecho nuestra primera fotografía fue con una de sus creaciones; Valentina Camacho que tiene un estilo muy particular de San Felipe;algunos de mis alumnos que representan un gran orgullo: Greicy Bracho, Issis Pérez, María Perry, Flor Díaz y Moiselid López. ¡Y quien desee participar! este es un espacio para todos: el que quiera unirse es bienvenido.


¿Es posible vestirse venezolano a pesar de la crisis?
Por supuesto que sí, y dentro de poco será la opción más viable. Producir en Venezuela es complicado y costoso: falta de insumos, mano de obra descalificada… son sólo algunos de los problemas que vive la industria textil y de la moda venezolana. Sin embargo, las nuevas políticas gubernamentales favorecen a nuestros diseñadores; traer ropa importada es prácticamente imposible por los elevados precios, haciendo que nuestro producto por fin pueda competir. A pesar de los inconvenientes en los procesos, nuestros diseñadores han sabido buscar soluciones creativas y ajustadas a nuestra realidad, hoy en día comprar ropa de algún diseñador es mucho más económico que comprar en alguna tienda Zara.

¿Es esta crisis una oportunidad para diseñadores y artesanos venezolanos?
De las crisis las oportunidades. Sólo hay que tener los ojos bien abiertos: no puedes ir mirando sino observando; es decir, reflexionar sobre el entorno es la única manera de ver las oportunidades donde otros no las pueden notar. ¿Te imaginas Proyecto 365 en Estados Unidos? ¿Dónde todos usan sus diseños? No sería viable, no sería posible.

Como académica… ¿cómo ves el futuro de la moda en Venezuela?
Lo veo en dos etapas, la primera a corto y mediano plazo con muchas dificultades y tropiezos, en la que sólo quienes trabajen, luchen y sean innovadores podrán destacarse. La segunda etapa es a largo plazo, en la que todos aquellos profesionales que verdaderamente fueron constantes y se prepararon podrán brillar. Tenemos una gran labor: academias, periodistas, diseñadores, costureros, patronistas, tiendas… absolutamente todos los entes involucrados con la industria textil y de la moda nacional, y esta consiste en educar y formar a una población para que sea capaz de apreciar y comprar nuestro diseño.

¿El ciudadano común se puede vestir venezolano a precios solidarios?
Evidentemente sí. Existen infinidad de propuestas como lo es el caso de EPK, marca venezolana que se ha convertido en la más usada por niños en nuestro país. Ellas representan un solución al eterno conflicto del venezolano (Bueno, Bonito, Barato) que busca ropa de calidad, excelentemente presentada. Este segmento ha logrado un crecimiento enorme en los últimos años, lo mismo sucede con los accesorios, a los cuales somos adictas las venezolanas, complementan perfectamente tu look sin necesidad de gastar grandes cantidades. Todo está en conocer qué se está haciendo y quiénes lo están haciendo, es por ello que Proyecto 365 es una buena opción para que Venezuela conozca su propia moda.

*Disfruta el Lookbook de Proyecto 365 aquí:

Facebook: Proyecto365Venezuela
Twitter: @Proyecto365Vzla
Instagram: @Proyecto365venezuela

This entry was posted in Diseño, Moda and tagged , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *